Sobreviviendo a la escuela infantil

Sin darnos cuenta han pasado ya dos semanas desde que la Peke empezó la escuela infantil. Y debo decirlo, ella se adaptó mucho más rápido que yo, que esperaba el día de inicio de las clases con ansiedad, miedo, nervios e ilusión, todo a la vez mezclado con su correspondiente dosis de culpa (esa que viene de serie con la m(p)aternidad).

Tengo que decir que yo no estaba nada convencida de que la Peke empezara tan pronto la escuela infantil (también conocida como guardería). Toda la información de fuentes con conocimiento que caía en mis manos (pediatras, maestros, pedagogos…) coincidía en que hasta los 2 años no era recomendable que un niño comenzara a ir al cole. Y nosotros tenemos la suerte de contar con un equipo de abuelos dispuestos a cuidar de nuestro retoño. Pero cuidar de una niña de 13 meses (al menos de nuestra niña de 13 meses) requiere una gran dosis de energía, paciencia y ¿he dicho energía? que agota al más pintado. Así que ante el riesgo de agotar a los abuelos y que decidieran cambiar el cuidado de su nieta por un año de vacaciones sabáticas en un complejo con entrada prohibida a niños, decidimos que la escuela infantil era una buena opción. Al menos durante unas horas por la mañana.

Así que llegó el momento de elegir escuela. La suerte que tenemos es que en nuestra ciudad contamos con una red de escuelas municipales públicas, con buenas profesionales (por lo menos en la escuela de mi hija son solo mujeres) y buenas instalaciones relativamente recientes y bien mantenidas. Y pudimos elegir una cerca del trabajo de mi marido, con lo que ante cualquier problema el padre se planta allí en menos de 5 minutos.

Conforme se acercaba el día de entrada al cole me iba entrando más angustia. Me imaginaba a mi hija sola el primer día de clase, rodeada de desconocidos, sintiéndose abandonada por sus padres… Soy bastante dada a exagerar, pero todavía me ponía más nerviosa el hecho de que todo el mundo a mi alrededor le quitara importancia con argumentos que son de gran arraigo popular, pero que no tienen ningún respaldo pedagógico o psicológico (se espabilará, le vendrá bien estar en contacto con otros niños…).

Total, que llegó el primer día de colegio. Después de haber tenido nuestra primera reunión con la educadora y de haber visitado las instalaciones y su aula con la Peke, llegaba el momento de soltarla en la jungla. Papá y mamá preparados para lo peor. Las abuelas (porque hay pocos padres en una escuela infantil, eso es así) en la puerta contándonos historias de terror y niños atemorizados ante su primer día. Así que llegamos a su aula, nos pusimos a su altura y le dijimos: “Peke, esta es tu maestra de la que te hemos hablado todo el fin de semana”. Y la Peke, como si tal cosa, le dio la manita y se adentró en la clase sin mirar atrás mientras sus padres se quedaban en la puerta con el corazón encogido y una lágrima asomando por los ojos.

No hubo lloros, ni a la entrada ni a la salida. Nos avisaron de que quizás llegaban el segundo o el tercer día. Pero nada. Ella es llegar a la escuela, irse directamente a su aula y ponerse a jugar tan tranquila. Eso no quiere decir que no se le haga pesado. Que no haya días que esté cansada y que le apetezca menos. Pero la verdad es que se lo ha tomado genial, lo cual me ha quitado un gran peso de encima y hace que mi “adaptación” sea mucho más fácil, y pueda irme a trabajar sin esa mala conciencia por no quedarme con ella en casa.

En todo caso, la entrada en la escuela infantil es un período complicado para niños y padres. Si queréis reíros un rato sobre el tema os recomiendo este par de posts publicados en De mamás & papás en El País. Yo me he sentido muy identificada:

‘Regreso a la escuela’: Preparándonos para la guardería

‘Adaptation’ | La primera semana de guardería

Y vosotros, ¿cuáles son vuestras experiencias con el inicio del cole de vuestros hijos?

Foto destacada: Adaptada de Freepik

 

Anuncios

Un comentario sobre “Sobreviviendo a la escuela infantil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s